Revista Leadership »

HISTORIA DEL DESARROLLO EMPRESARIAL COLOMBIANO

Jesus Alberto Ramirez Calderon
docente de la Facultad de Ciencias Economicas
Universidad de Pamplona en Cucuta

Resumen

El presente escrito hace parte de un trabajo que se acerca  a una explicación de la historia del desarrollo empresarial colombiano y su escasa competitividad en el mercado nacional e internacional, derivada de la baja productividad   como consecuencia de factores estructurales internos y de la dependencia respecto a los modelos de desarrollo económicos y administrativos implementados desde afuera, modelos que interpretan la realidad de países industrializados a hoy llamados post-modernistas, pero que no encajan en las sociedades tercermundistas, si se quiere sub-postmodernizadas, porque no responden a la realidad concreta y especifica de Latinoamérica y en particular de Colombia.                                                                                                     Los estudios sobre la historia empresarial colombiana  son muy recientes y tanto así que muchas de nuestras regiones a hoy no cuentan con información de su devenir  en términos de la construcción del entramado empresarial que les rodea. Ya en sus escritos hace algunos años afirmaba el maestro Carlos Davila León de Guevara  “ no ha sido del interés de los historiadores recoger la historia de la burguesía colombiana”. Burguesia que por cierto en Colombia nace como una burguesía esencialmente comercial y no industrial como si fue el caso de Europa y los Estados Unidos. Sin embargo a hoy son varios los investigadores y estudiosos de las ciencias sociales, económicas y políticas los interesados en rescatar la memoria histórica empresarial de sus regiones tratando con ello de entender e interpretar situaciones que les presenta el actual panorama económico, tal vez por aquello de  que “quien no conoce la historia estará condenado a repetirla”.

El presente artículo recoge algunos apuntes nacidos de la lectura, investigación y conversaciones sostenidas con colegas, amigos y estudiantes, es solo un breve acercamiento a lo que espero se convierta en un documento más completo.

Palabras Claves :

Desarrollo, Historia, Empresarial, Competitividad, Mercado, Realidad, Países, Modelos Económicos, Modelos Administrativos, Burguesía. Dependencia, Estados Unidos, Latinoamérica . Colombia.

 

 

 

ANTECEDENTES  1850 – 1930

 

La estructura económica y social que se ha conformado en Colombia ha sido pasiva, debido a fuerzas que operan primordial mente desde el exterior, ha sufrido sus cambios sociales mas bien que promoverlos, se ha visto empujada a sus transformaciones estructurales por grandes cambios en la correlación de las fuerzas imperialistas, cambios en los que es natural ha tenido poco que ver.

La introducción del modelo del laissez – faire en Colombia a partir de 1850 obedece a los intereses ingleses que habían desarrollado las manufacturas por medio de su revolución industrial estableciendo la libertad de comercio, momento en la cual nuestro país se dedicaba al cultivo agrícola para exportarlo al mercado internacional y a la vez importaba manufacturas, brindando así la oportunidad a los terratenientes y grandes comerciantes criollos de desempeñar un papel más organico en el comercio exterior. De esta manera el viraje de nuestro país y en conjunto de America Latina abre una nueva fase hacia formas de dependencia colonial(1), el llamado modelo de crecimiento hacia fuera.                                                                                                                                                               El cultivo de café que fue finalmente el producto agrícola que estableció Colombia como producto de exportación, después de haber hecho experimentos con el tabaco, el añil y la quina, creo el desarrollo y la formación del mercado interno, se obtuvo una mayor capacidad de consumo, hecho que fue posible debido a las condiciones sociales de su producción.(2)

 A la vez éste condiciono el surgimiento de las industrias urbanas en Colombia con el objetivo de atender la demanda creciente de las regiones cafeteras.

Con el crecimiento y las fluctuaciones del comercio exterior la inestabilidad y la dependencia de la economía local aumentaban proporcionalmente y se generaban graves crisis domesticas así como también en algunos casos procesos significativos de crecimiento.(3)

En las épocas que preceden al auge y predominio de la producción del café, la cultura Colombiana es una cultura humanista y abstracta. (4)  Existía una reposada vida económica, se cultiva y se produce lo necesario para el consumo familiar. Hay costumbres coloniales, sincera devoción religiosa, hay temor a los cambios y a las transformaciones por leves que estas sean. La expansión y el auge del cultivo del café modifican totalmente esa situación. La economía nacional es insertada en la economía mundial, desaparece la producción para el consumo inmediato familiar, de un mercado local y se incrementa el cultivo del café hacia el mercado externo.                                                                         1  Arrubla Mario, “ Estudios Sobre el subdesarrollo Colombiano”. Editorial la Carreta.1984.                                                   2 Nieto Arteta L, “El café en la sociedad colombiana”, Editorial Ancora, 1985.                                                                             3 Mc Greevy, Paul “Historia Económica de Colombia 1845 – 1930”  Editorial Tercer Mundo  V  edición 1985.                   4 Nieto Arteta L,  Ibid.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

La moderna industria en Colombia se desarrollo y configuro sus bases a comienzos del pasado siglo, grandes empresas de textiles, bebidas, tabaco, fósforos, dulces y galletas, cementos y vidrios. Ya en 1916 operaban fábricas como Coltejer, Postobon, Noel, Coltabaco, la Garantía y cementos Samper empresas que a hoy mantienen su nivel de importancia. Mención especial merece el caso de la industria cervecera que trae consigo la aculturación de un producto nuevo para el país y que inicia su proceso empresarial años atrás.  Se considera 1889 la fecha cuando se da inicio a la fabricación moderna de la cerveza  en Colombia; producto que va  atender un mercado de la clase media y alta especialmente en la ciudad de Bogotá, la verdad es que la historia cervecera en Colombia inicia muchos años antes,  con la producción artesanal de la cerveza en diferentes sitios del país, pero el  empresario más recordado  es don Leo kopp ciudadano alemán radicado en Colombia, en parte por su empuje y en parte porque Bavaria ( Sab Miller),  es a hoy la empresa mas antigua y prestigiosa del país.

Las divisas obtenidas del comercio exterior del café posibilitaron la compra de bienes de capital y con ello, la conformación de una base industrial.                 El mercado local se impregna de una circulación monetaria y acumulación de capital posibilitando el crecimiento del mercado interno. Además, éste mismo fenómeno quiebra parcialmente las relaciones de tipo precapitalista y modifica en alguna forma la renta del suelo.                                                                                     

Este proceso de industrialización no fue ajeno al replanteamiento de la política económica efectuada en 1880, que resolvió finalmente el largo debate sobre protección y libre cambio que llevaba más de medio siglo y se establecieron políticas proteccionistas a la industria nacional mediante fuertes regímenes aduaneros, iniciando con la ley de 1880 y que se mantuvo durante toda esa época.

Hay que anotar, que pese a estos cambios, la economía colombiana hasta 1920 era estructuralmente agraria, con bajos niveles de productividad y con nulos niveles de incorporación tecnológica. (5) En 1925 la industria solo representaba el 10% del producto nacional. También se registra un flujo migratorio hacia las poblaciones urbanas debido al incipiente desarrollo industrial y la creciente construcción de obras públicas, que reflejaron una diferenciación de los salarios entre actividades agrícolas y no agrícolas   

Desde el año de 1918 se iniciaron las primeras luchas y organizaciones beligerantes de la clase obrera, enfrentando dura represión oficial, culminando este periodo con la sangrienta matanza de las bananeras, donde el principal patrón era el imperialismo Norteamericano y el propio Estado colombiano.

 

5. Afirmación hecha por el maestro Jesús Antonio  Bejarano,  en historia Económica de Colombia, Compilador Jesús Antonio Ocampo, Editorial Tercer Mundo, Bogotá 1994

 

Al finalizar este periodo, el poder económico de los Estados Unidos lo confirma como el nuevo centro hegemónico de poder.  Este auge económico tiene como efecto inmediato aumentar la demanda de materias primas y productos agrícolas, quedando Colombia insertada bajo la influencia del imperialismo norteamericano.

 

DESARROLLO DE LA INDUSTRIA  DESPUES  DE LA CRISIS (1929)

La crisis mundial  del capitalismo   tiene centro  en los  Estados Unidos ,presentándose a finales de 1929 y sus efectos  se propagan  a  la mayoría  de las potencias  de ese entonces  afectando  lógicamente   de forma considerable  a los países  dominados, dadas las relaciones  orgánicas  con las potencias  económicas. La depresión  tiene efecto inmediato, la caída  de los precios, originada  en la superproducción  de mercancías  durante  los años anteriores  a la crisis, periodo en el cual se expande  al aparato  productivo  norteamericano  de una forma excepcional, marcando  su punto  mas alto  durante  el primer  cuatrienio de este  siglo.

El momento de  iniciación  de dicha crisis  lo marca la bancarrota  de la bolsa  de valores  de Nueva York en el otoño  de 1929, consecuencia de la quiebra  y cierre de las empresas y a partir  de este momento  se origina  una situación  de paro  forzoso  en la economía  de los Estados Unidos que tiene como efecto  un descenso  en el consumo  nacional hasta el 40% del nivel corriente .

El  cierre de los mercados  extranjeros  conjuntamente  con el descenso  en la capacidad  para importar   disminuye  drásticamente  la compra  de productos  manufacturados  en el  exterior, lo cual  brinda coyuntura  para  dar un impulso a  las industrias  colombianas, que se formaron  en los  años  anteriores  a la  depresión, por medio  de la sustitución  de importaciones. Esto incide  mas en el aumento  de la producción  de artículos  de consumo, con cierto  grado de elaboración  que en el número  de nuevas  fabricas instaladas.

 En lo social  se acentuaron  las movilizaciones  campesinas  y obreras  que había  comenzando  a manifestarte  en el  país antes  de la crisis  y se hicieron  importantes avances  en reforma  agraria  y laboral. En el plano político   el país vivió  los primeros gobiernos laborales, en la esfera  económica  se experimenta  una marcada transición  en el modelo  de  desarrollo, surgiendo  como resultado muchos instrumentos básicos de intervención   del estado (control de cambios, régimen fiduciarios  organizados  alrededor  del banco   de la república, impuesto moderno  de renta  y patrimonio  entre otros). El país  experimenta un rápido  ritmo  de crecimiento industrial  inigualado  en el resto de América latina  y en su historia posterior.

El proceso de recuperación  de la industria, posterior  a los años de crisis, puede apreciarse  en el crecimiento  de las cifras  de la importación  de maquinaria  y en cifras  de la producción industrial.

En esta época surgen las sociedades  anónimas  para la industria  fabril, gracias  a estas  se pudo  acopiar  los cuantiosos  recursos  financieros  requeridos  para industrializar  al país,  sistema  que popularizó la inversión industrial  y asimilo el ahorro,  atrayendo  hacia la industria multitud  de pequeñas sumas.

 Particularmente    fueron  notables los aumentos  de la producción  de cerveza, gasolina,  electricidad  industrial y cemento 

Entre 1930 y 1993  se fundaron 842 establecimientos  industriales, la mayor parte  en renglones fabriles, que antes  no existían. Esto significo  la incorporación   a nuestra economía de numerosas  tecnologías nuevas  y de conocimientos  en otras tantas actividades  industriales tales como: Preparación de conservas vegetales, elaboración  de  derivados  del maíz, trabajo de metales,  vulcanizados  del caucho, malterías  etc.,.

Con la llegada al gobierno  de Alfonso López Pumarejo  para el año  1934 concluye  lo que pudiera llamarse  la fase  de industrialización  espontanea, durante  la cual algunos  empresarios  colombianos, con recursos   nacionales  lograron  crear una base fabril para el país, constituida por empresas  de las que solo un pequeño número  empezaba  a adquirir  características  de fabricas modernas. En esa etapa se comenzó (A fines  del segundo decenio), a construir  realmente el inicio  de la industrialización  y la firmeza  de su base económica   queda  confirmada  por el hecho  de que ni aún  la gran crisis logro frustrar  su desarrollo.

A partir   de 1935, con nueva filosofía  política, el gobierno asume un decisivo papel  en el manejo de la economía,  en respaldo  del desarrollo  industrial. La orientación  de este gobierno  se concreto  con varios  estatutos  que se expidieron   en 1936. El mas  importante  fue la reforma constitucional, que consagro  la intervención   del estado en la economía. Se expidió también una reforma tributaria  que creo en el país los instrumentos  de la tributación directa  y universal, la tarifa progresiva, el tratamiento  diferencial  a tipos  y tamaños  de empresas,  las  deducciones por depreciación  y muchos  otros elementos  del régimen   de impuestos  que habrían de incidir   fundamentalmente  en la industrialización.  La ley   de tierras ( ley  200) se expidió  también en ese año. Con ella  se aspiraba  a iniciar  en el país  una urgente  reforma agraria, que hubiera podido  tener impacto  benéfico  como estimulo  de la industrialización  a través de  la ampliación  de los mercados, pero,  que no pudo cumplir  su cometido por que  fue desvirtuada por sus opositores.

En todo caso   en el periodo  de 1936 a 1939,se iniciaron  nuevos renglones  industriales importantes: paños  de lana, acero de varilla, gases industriales, grasas industriales y otros. Además  se ampliaron  y modernizaron  renglones  como los de cervecería,  envases  de vidrio y textil de algodón.

Puede llegar a afirmarse paradójicamente que de algún modo la crisis capitalista en el ámbito mundial, sirvió para que el país creara una base firme para el desarrollo industrial capitalista que requería y que se ha mantenido a lo largo de toda su historia.

 

CONSOLIDACION  DEL CAPITALISMO MODERNO EN COLOMBIA

 

CRECIMIENTO       Y         CAMBIO        ESTRUCTURAL:                                        (Tendencias  del desarrollo colombiano  en la segunda postguerra 1945-1980).

Durante este lapso, el producto  interno bruto (PIB) de Colombia se multiplico por siete, aunado a cambios  en el crecimiento demográfico  el cual  fue bastante acelerado que junto con el descenso de la mortalidad  y mejoramiento  en el nivel de calidad  de vida propicio un alto  crecimiento. Este hizo  parte de la bonanza  mas espectacular  que haya  experimentado  la economía  mundial  en  su historia. Sin embargo, el crecimiento   del producto por habitante   en Colombia  fue similar  al del resto  de América  latina. En consecuencia, la distancia    que separaba a Colombia  y a los  países en desarrollo de las economías  industrializadas  lejos de  estrecharse se  amplio.

El crecimiento económico  se vio acompañado  de un cambio  estructural  en la  composición  de la actividad  económica, en  la medida que  se hizo  mas notoria  la reducción  de  la  participación  del sector agropecuario  en la economía. La disminución  en el  tamaño  relativo del sector  agropecuario  dio paso al  surgimiento y consolidación  de nuevas  actividades económicas, en  especial   la industria   manufacturera, aunque  también   en  los  sectores  de transportes,  financiero, comunicaciones  y servicios  públicos modernos .

El avance relativo  del sector  manufacturero fue particularmente  rápido en las  décadas  del cuarenta  y  cincuenta, continuando  el impulso  que se había  iniciado   en los treinta . Su avance se desacelero  a mediados  de los años  sesenta y  setenta; a fines  de este  ultimo empezó   a presentar  un importante  retroceso, preludio de la crisis  de los años ochenta .

Tal proceso  de desarrollo  permitió  la acumulación  de capital  privado  y social  más importante  en la historia  del país. En el frente  privado  los aspectos  mas sobresalientes  fueron la construcción  de grandes  fabricadas  modernas  y empresas  agro-industriales; en el aspecto social  lo mas significativo  fue la formación  de capital humano.

La recomposición  de la actividad  económica  del país  y la  acumulación  de  capital  origino  una  alta movilidad social, en especial las de la actividad  agropecuaria  hacia  las fronteras  agrícolas  y la redistribución  demográfica .

Los cambios  en la composición  de la actividad  económica  se reflejaron  también  en la estructura  de  empleo, donde  pierde  importancia  relativa  el sector primario, lo que origino así mismo  la consolidación  del trabajo  asalariado,  típico del capitalismo  moderno .

La transformación  de la economía  tuvo también  un impacto  notorio  sobre  la estructura  regional  del país. Hasta  mediados  del siglo los grandes  beneficiarios   del proceso  de desarrollo habían  sido  las cuatro  ciudades  mas industrializadas  del país y la zona cafetera. A partir  de 1950 el patrón  de desarrollo  regional  sufrió  modificaciones  importantes. Bogotá  continuo  concentrando  una proporción  creciente  de la actividad  económica  y de la población; por el contrario, dos de los departamentos más industrializados, Antioquía y Atlántico,  se expandieron  a ritmos   inferiores al  promedio nacional; los departamentos  cafeteros  entraron  en franca  declinación. Esta tendencia  marcada  es la continua  concentración  de la  actividad  económica  en Bogotá y además   las oportunidades  generadas  por el proceso  de desarrollo   beneficia  a  regiones  que hasta  1950  eran ajenas  al desarrollo del actividad  económica.

En las  cuatro décadas  posteriores  a la segunda  guerra mundial  el desarrollo empresarial COLOMBIANO ha  tenido dos características  sobresalientes, la primera  de estas  fue el resultado  del proceso  de industrialización  que  había  vivido  el país durante los años  treinta y hasta la segunda guerra mundial, la segunda característica ha sido el lento dinamismo de las exportaciones. La explicación  de esta tendencia  de las exportaciones  debe buscarse  en el comportamiento  de las ventas  externas  del café, pero  principalmente en la   diversificación excesivamente  lenta  de las base  exportadora.

Con las exigencias  propias  de la segunda  guerra mundial  aparecen  las primeras  formas especificas  de la intervención  estatal, los primeros  avances  de la inversión  extranjera (USA)  en la industria, las primeras producciones  de bienes  intermedios, etc. De especial  importancia   fueron la fundación del IFI   y  el establecimiento  del control de precios por parte  del gobierno, modernizando  la contabilización  y el control del gasto publico.

En esos años  avanzaron  en su empleo  y en su conocimiento  la tecnología del frio ( especialmente  en la industria  cervecera y de alimentos ); la sustitución  de antiguos  telares  mecánicos  en la industria textil, por los  nuevos telares  automáticos  y el montaje de rotativas tipográficas  de alta velocidad  en las imprentas  de los periódicos, en reemplazo  de las antiguas prensas mecánicas.  Síntoma  significativo del desarrollo industrial  durante  la segunda guerra, es el consumo de electricidad industrial.

 La reforma constitucional de 1968, ratificó la vigencia  de la  libertad  de empresa, pero a su vez amplio  las facultades  de intervención  del Estado. Estableció, de una parte, que la dirección general  de la  economía  estaría  a cargo del Estado,  quien llevaría a cabo tal función  orientadora  por intermedio  de la planificación, con miras  a lograr  pleno empleo  de los  recursos, el mejoramiento social (especialmente  los grupos  menos  favorecidos ) y el desarrollo integral. De  otra parte, la reforma  concentro  un mayor poder  decisorio en  manos  del  poder ejecutivo a fin de agilizar  el manejo de los instrumentos  de intervención. Ello  se tradujo  en una mayor  injerencia  del presidente   de la república  en el manejo monetario, en las políticas  de ahorro, en el crédito  publico,  en la organización  y reforma  de los aspectos  relativos  al comercio exterior y la  administración  de los institutos  descentralizados.  Así mismo, centralizo  en el poder ejecutivo la iniciativa  legislativa  en materia de gasto publico  y restringió  la iniciativa  parlamentaria  en lo relativo  al régimen tributario.

 Por otro lado, a nivel del desarrollo empresarial esta época (1929-1980),se caracterizo  por la asimilación  de practicas  Tayloristas, fomentadas  por la escuela  de minas  de Medellín, la universidad Nacional e Incca de Bogotà (Cada una con una aplicación diferencial de la teoría). Este tipo de organización  generò  un cambio  en las relaciones  obrero-patronales  en las que prevaleció el capital  sobre  el trabajo y se empezaron  a manejar  conceptos  como el de productividad y eficiencia.

Así mismo, se observa  que la influencia  de los modelos  económicos  extranjeros,  se reflejo  en el modelo económico al interior del país  y el tipo de modelo  de desarrollo  empresarial asumido. Ahora bien, dicha  influencia  se manifestó  en la empresa  básicamente en la organización  interna  y en la búsqueda  de productividad, pero  no se  manifestó  de igual  manera  para el concepto  de  comercialización  externa, debido   a que el mercado  era  básicamente  de carácter local, lo cual genero que la empresa  colombiana  no manejara  el concepto   de competitividad  con  relación al mercado  interno  y externo. En varias empresas  se mantuvo  un tipo de “gestión  empresarial  de carácter especulativo  orientado  fundamentalmente  hacia  la negociación  con entidades  gubernamentales  y financieras  de las  que  dependían  las decisiones  que determinaban  la rentabilidad;  en mayor grado  que la innovación   tecnológica  y la modernización  empresaria”6.

 

6.  afirmación hecha por la doctora Anita Weiss en su texto la empresa colombiana entre la tecnocracia y la participación, Editorial Universidad nacional, 1990    

Paralelo  a lo interior, aparecen  el modelo FORDISTA mas  conocido como “modelo de producción en masa” este se convirtió en un paradigma  de las políticas económicas  y sociales  de las mayorías de las regiones  del mundo; América latina, bajo la influencia  del CEPAL  y de acuerdo con los postulados sobre “desarrollo hacia dentro” o sustitución  de importaciones, genero  en la región un proceso  de industrialización con dos importantes  limitaciones: las tecnologías  fragmentarias  y los mercados pequeños (fajnzylber 1983).

En Colombia las plantas de producción  eran pequeñas  y no podían competir  a nivel internacional, lo que llevo  como compensación , el establecer una amplia  estructura  de  proteccionismo (arancel altos, subsidios, etc. ),a fin  de mantener  cautivos los mercados internos.

Los  sistemas industriales  latinoamericanos  desarrollaron  una escasa capacidad  de especialización  y exportación, dándose  la paradoja  de que la.  Importación  de partes e insumos  necesarios para la producción, dependían de la capacidad  de generación  de divisas de las  exportaciones  del sector primario; la precaria  distribución  de ingresos  y la alta tasa poblacional  conllevan  a la creación de sistemas  industriales fácilmente monopolizables y poco dinámicos, que no generan suficiente  empleos y tienen alto porcentaje  de ociosidad (Rojas 1980) .

La amplia participación  del estado ,que  a su vez  era regulador y empresario le permite  establecer con el  mercado  interno  estrechas  relaciones  de dependencia y clientelismo  dando origen  a una burguesía  o clase empresarial  eminentemente  “rentista”.

En Colombia, las teorías clásicas  de administración, introducidas  desde  las primeras décadas del siglo XX, tiene su  mayor auge de ,aplicación  en la década  de los cincuenta  cuando se produce  su implementación masiva en diversas empresas  del país, a través de la practica  de la ingeniera industrial orientada a racionalizar la producción del trabajo. Para ello se contratan compañías  asesoras norteamericanas  y se forman ingenieros  en el exterior; sólo  a finales  de esta  década  se organizaron  las primeras  facultades de ingeniería  industrial del país (7).

 El estudio realizado  por SAVAGE  en 1960, tres  empresas  de Medellín, muestra  como la introducción del taylorismo permitió el reemplazo  de las relaciones  tradicionales  propias  del régimen patronal  a un  nuevo régimen de los “doctores”,  en  el cual no solo se limitaba  a la  organización  del  trabajo, sino que se convirtió  en el “Centro Emocional de su Mundo”.

 

(7), años atrás se habían realizado intentos en la Universidad Nacional 1939 y en 1920 la Escuela de minas de Medellín ya aplicaba ciertas técnicas solo hasta 1958 se funda la primera facultad de ingeniería industrial  en la Universidad Industrial de Santander.

Entre las empresas que se vieron  influenciadas  por este  modelo  tenemos: Corona, Evertif, Fabricato, Icollantas  entre otras.

La crisis del petróleo de 1974, fue  el detonante  que acelero  el  quiebre  del fordismo (tironi y lagos,1991). Los factores condicionantes  de la crisis  fueron  por una parte la saturación  de los mercados y la mayor  volatilidad   de la demanda,  que  se manifestaba  en la limitación  de crecimiento  de muchos sectores  y productos, y en ciclos  de vida  más cortos  en el caso de otros, por lo tanto las grandes  instalaciones  e infraestructura    dejan de ser funcionales, ya que no permiten las economías  de escala  necesarias  para compensar  los altos  costos fijos  generados en la producción. Se produce un creciente  agotamiento   de la organización  fordista  en la lucha  por la productividad  y las innovaciones  increméntales.                                                                       

 

Las crisis de América Latina tomaron  diferentes formas;  por ejemplo, en  Brasil  y en el cono sur  se caracterizo por la necesidad  de expansión  de la industria  regional “etapa difícil“ de sustitución  de medios intermedios  y de capital, así como de  ampliación  de los mercados  y la aceleración   de los procesos de integración social .

 

 

 NUEVAS  CARACTERISTICAS  DEL DESARROLLO INDUSTRIAL  COLOMBIANO (1980…)

 

 Las repetidas recesiones  económicas  de los setentas y ochentas  han provocado  una larga  fase  de acumulación  muy lenta, caracterizada por cambios  tecnológicos  profundos, creando un gran numero de  desempleos y  la reestructuración  industrial  a lo largo  y ancho del mundo  capitalista .

Durante este periodo  la industria colombiana  se encuentra  en una etapa  de crecimiento recesivo, de  crisis  para muchas  empresas que buscan adecuarse  a las nuevas condiciones  del mercado mundial, el cual  ya no  se orienta   por una producción  masiva y estandarizada  tendiente  a disminuir costos  sino  que se trata de un mercado  cambiante  con tendencias a la diferenciación, con demandas especificas  y variadas, en un  proceso  de crecimiento  intensivo  donde la principal  fuerza  productiva  es la ciencia  y sus aplicaciones tecnológicas.

Al igual  que otros países  de América latina, Colombia  toma medidas  para controlar  la dependencia   de  su industria  frente al sector publico, privatizando  una serie de entidades  estatales  y “flexibilizando” la contratación  de la mano  de obra  a través  de sucesivas  reformas laborales, el diseño  de una política anti-inflacionaria, al igual  que el anuncio  de políticas  de modernización  en áreas como el transporte, educación, salud , ciencia y tecnología. Sobre estas nuevas   bases se esperaba  que Colombia lograra  una nueva fase  de  reconversión  industrial, crecimiento  y desarrollo, lo cual se ha logrado parcialmente  debido a las situaciones  coyunturales  de orden político  y económico, medidas  que fueron impuestas  por la banca multilateral   a través del fondo  monetario internacional, con el objetivo  de facilitar  y asegurar  rentabilidad  a la inversión extranjera.

La globalización  de la economía  con su libre flujo  de capitales  entre países define  donde localizar  las inversiones  según le ofrezcan  mejores  condiciones  y de donde pueda exportar libremente  a cualquier país  del mundo. Esta  es la  verdadera  fuerza material  del libre cambio.

Además, estos cambios en el mercado  generaron variaciones  en la formas de  consumir, que alteraron los hábitos ciudadanos. Mientras el ciudadano  de ayer  estuvo asociado  a la capacidad  de apropiarse  de los bienes  y formas de usarlos, el ciudadano  de hoy, según afirmación de Nestor García,  “se identifica en mayor medida  con el  consumo masivo de  bienes que no representan  las necesidades  fundamentales  de la sociedad y omitiendo  su participación  en el espacio publico   y en el libre   juego de la democracia”.

Así, la economía  norteamericana  disfruto  de una expansión  en cierta forma  patológica  que se extendió  hasta 1988 y que luego indujo  una etapa de recesión. América latina  y Colombia  se vieron forzadas a asumir  una deuda externa  cuyo monto  variaba de acuerdo con  la política monetaria  norteamericana, causando en la economía nacional  la típica “crisis  de la deuda externa” de la década de los 80.

En el escenario  internacional, el derrumbe  del muro de Berlín en 1989, la posterior caída de la unión soviética y la instauración  del capitalismo  centralizado  en china  conllevan  a un nuevo orden  económico mundial, en el cual las  democracias  parlamentarias  desarrollan  economías  mas  gobernadas  por el mercado  que por la intervención estatal. La  nueva situación  hace perder  el sentido de izquierda y derecha; en los países  del Este europeo  la izquierda  desapareció  como tal y quedaron  conservadores  y liberales (Que revivieron  después  de cincuenta  años de decadencia)  y centrista. En los países  capitalistas   la división  es entre  intervencionistas, proteccionistas  y neo liberales  y surgen así los grupos  ecologistas.

América latina  y Colombia  comenzaron  a salir  de la década  perdida  después  de penosos  ajustes macroeconómicos  y dejar de  poseer una multitud  de empresas   publicas  que contribuían  al déficit  fiscal  y prestaban  pésimos servicios  a la  población; también  tuvo que alcanzar  grandes  excedentes  en servicio  de su deuda externa  que solo  se vio aliviada  en la medida  en que el mercado  financiero internacional regresó a tipos de interés  moderados. En esta etapa Colombia  después  de haber  llegado  a promedios arancelarios del 45 y 80%  los redujo a  tasas  del 10 %, permitiendo   reasignaciòn de importantes mercados en distintos países, abriendo  una senda  dinámica  de inversiones  mutuas  dentro del marco  liberal  y de apertura económica, legalizando  economías subterráneas  con la libertad de cambios  e importaciones, despenalización  de las operaciones como el movimiento  de capitales  y contrabando,  que en la practica surgieron  antes  sin cortapisa  alguna.

La empresa colombiana, para dar respuesta  a los nuevos  retos  de la economía internacional, adopta parcialmente  en algunos sectores  principios  productivos  y administrativos  del modelo  japonés, comúnmente  llamado “Toyotista”. tal modelo  esta conformado  por un sistema  cuya  implantación  remite  originalmente  a factores históricos  y culturales  propios   de la  sociedad  japonesa. Si hubiese  que resumir  en tres palabras los ingredientes del éxito  y el resultado  esencial  de la experiencia  económica japonesa  seria: tecnología, productividad y competitividad.  Allí  está la fuente  y fruto  principal de lo que este modelo  económico produce al combinarlo de diferentes maneras, lo que otros  o no pueden o  se tardan  mas en producir  a pesar  de usar  los mismos  ingredientes.

Por otra parte, la planeación estratégica, el servicio al cliente interno y externo, el mejoramiento  continuo, los programas justo a tiempo, cero inventarios  y cero errores, los círculos  de calidad  y de participación  incluidos  en la designación   global  como programas  de calidad  total, contribuyeron  básicamente  al despegue  de la nueva era  industrial.

En Colombia, los procesos  de cambio  que se pueden ubicar  en la dependencia, orientada  al establecimiento  de la organización  como un sistema integrado  con elementos  de gestión participativa, tienen solamente  una  aplicación parcial y no han  logrado desplazar  a las  relaciones tayloristas  y clásicas preexistentes; lo relevante  es resaltar el sentido cualitativa mente diferente  de estos procesos  dentro de nuevos parámetros. En algunas  empresas se introducen programas de calidad total  combinándolos  con procesos  de automatización  de la producción, en otras implica  reformas simplemente administrativas . Estos procesos  de cambio parcial tal vez nunca conducirán a un cambio global  en estas empresas, en otras, se viene  desarrollando  un proceso de cambio  paulatino  cuyo alcance  solo se podrá evaluar  a mediano  o largo plazo.

El mercado  mundial  ya no tiende hacia la producción masiva  y estandarizada  orientada  a  disminuir costo, ahora  se trata  de  un mercado cambiante con tendencias hacia la diferenciación, con demandas especificas  y variadas ((Nichos), en un proceso  de crecimiento intensivo, en  el cual  la ciencia y la tecnología constituyen la principal  fuerza productiva. Esto requiere  mayor responsabilidad  por parte de todos  los que trabajan  en las empresas  y su vinculación activa  para responder  en forma  rápida y eficiente  a la diferenciación  de los productos,  mayor calidad  de los mismos, mejoramiento de los procesos,  innovación y la resolución de los problemas en general. Se responde a estos  cambios  por medio de automatización  de la producción   y la sistematización  de la administración, buscando una integración   y coordinación entre la diferentes  áreas, lo que implican  la creación  de una  organización concebida  como un sistema integrado, en la cual se busca    fomentar la participación  e integración  de sus empleados  y trabajadores, con un nivel  mayor calificación  y responsabilidad para responder   a las exigencias  del incremento  de la productividad, la diversificación  de la producción  y la calidad.

Al llegar  a éste tercer milenio, podemos  afirmar que el país  aun se encuentra  muy lejos de lograr  sus objetivos  a pesar   del largo tramo de  desarrollo  capitalista  que ha recorrido.  Encontramos  un país dividido  entre los que  tienen todo   y los que no tienen nada,  entre campesinos  y terratenientes , entre patronos  y trabajadores, entre ejército, paramilitares y guerrilleros entre estado y narcoterrorismo, entre participación y narcoparaestado; así  se enfrenta a unas condiciones  de lento crecimiento una veces y otras de  franco estancamiento llevando a su población  a una situación de profundo deterioro  en su calidad de vida.

La  ansiedad, es la marca de la sociedad  colombiana  que no se encuentra, ni sabe como canalizar  sus energías  sin explotar. Hay una crisis  cultural  en las nuevas generaciones  abocadas  a  un futuro  incierto,  que parece  no tener salida,  especialmente  con la desilusión  que dejo  la política radical   y la muerte del socialismo. Los partidos tradicionales  se han visto  enfrentados  a cambios muy rápidos y contundentes, propiciados por la inestabilidad  creada por el  narcotráfico y el paramilitarismo,  que  ha obligado a enfrentar  la crisis  con reformas  y ampliación de los escenarios democráticos.  El crecimiento económico se ha hecho mas lento  en los últimos años, ha dependido   demasiado  de la economía  del narcotráfico  y es muy difícil  recuperar los promedios  de crecimiento  logrados  en el ultimo medio siglo, el desarrollo  industrial  ha perdido  su ritmo  y a pesar de las reformas neo-liberales que  buscan  una nueva senda del crecimiento, no es claro  que lo estén logrando  pues la apertura  de los ochenta  condujo  a un proceso  revaluacionista que freno las exportaciones  y el consecuente desarrollo económico y empresarial nacional.

Colombia  es un país que cuenta con una  dotación  de recursos naturales, gente trabajadora y localización geográfica estratégica, que le permite  estar bien posicionado  para competir  en el siglo veintiuno.  Con solo  muy pocos años  de iniciado  el proceso  de apertura, es cada vez  más claro  su panorama económico  y su  futuro,  a pesar  que aun  existen  problemas  fundamentales en el  medio competitivo  colombiano  que deben  ser resueltos  de manera decidida  y oportuna. Es necesario  diversificar  aun mas  su base exportadora, desarrollar  el recurso humano, superar sus deficiencias  de infraestructura, y mejorar  sus condiciones  internas  para  atraer la inversión  extranjera.

Pero quizás lo mas importante será el desarrollo  de una actitud más agresiva   hacia el aprendizaje  y la modernización institucional como mecanismo  de defensa frente  al desarrollo mundial. Los modelos administrativos  adoptados  en el pasado   brindaron  un relativo éxito  en su época que no corresponde    a las  necesidades  de hoy,  ni tampoco  cumple con las exigencias  de las organizaciones  futuras,  donde se requiere  una estructura organizativa  de gestión participativa, orientada  a formar  un sistema  integrado  basado  en el principio  cibernético  según  el cual  la empresa  se concibe  y se maneja  como  un todo,  donde  cada una  de las partes contribuyen  al funcionamiento  del conjunto a  través   de retro-alimentación, para obtener  una información  que sirva  de base  para un proceso  colectivo  de toma de decisiones  mas descentralizado.

Indudablemente  el capitalismo trajo, a pesar  de si mismo, cierto  progreso económico  y social, las luchas  sociales  lograron conquistas  importantes  en el campo social, político  y cultural. Se venia  avanzando  en el respeto a la diferencia  y la pluralidad económica, se han desarrollado  nuevos modelos  de participación  ciudadana  y de integración  del estado, la comunidad y la clase empresarial   ha buscando obtener  los principios  de subsidiariedad, cofinanciación  y concurrencia plasmados en la carta magna.  Pero esto no es suficiente, se debe seguir luchando por mejorar en todos los ambientes, en lo político, en lo económico, en lo social, en lo cultural, en la aplicación de la justicia,  en lo tecnológico, científico y educativo, etc. para lograr tener el país que nosotros y nuestras descendencias se merecen.